Se encarga de formular políticas y directrices, conjuntamente con el Contralor, sobre los planes, programas y proyectos de la entidad, para la ejecución de actividades necesarias en el desarrollo de la vigilancia de la gestión fiscal.